T

Transformación y rentabilidad seguirán marcando la hoja de ruta de las entidades financieras durante el 2019.

El sector financiero español se encuentra en una coyuntura compleja caracterizada por la simultaneidad de varias circunstancias excepcionales: la necesidad de acometer grandes inversiones para afrontar el reto de la transformación digital, el esfuerzo de implementar las nuevas exigencias regulatorias y un contexto de bajos tipos de interés, lo que presiona el margen financiero y limita su rentabilidad.

Adicionalmente, el sector está viviendo la creciente competencia de nuevos jugadores, FinTech y BigTech, que son competidores muy disruptivos y a los que las exigencias regulatorias les afectan en mucha menor medida. Esto crea situaciones asimétricas que los bancos reclaman igualar.

01

Preservar la gestión de riesgos y el control interno

Ante el complejo panorama descrito anteriormente, la búsqueda de nuevas fuentes de ingresos es una estrategia prioritaria para las entidades financieras. En ese proceso, el reto es preservar las políticas de control interno y gestión de riesgos y no bajar la guardia en los estándares, como están advirtiendo reiteradamente los diferentes supervisores, desde el Banco de España (BdE) hasta el Banco Central Europeo (BCE).

Contenido relacionado: De Guindos apuesta por las fusiones transfronterizas

Para aplicar una buena gestión de riesgos es importante seguir al detalle y reforzar las prácticas de control interno y de gobierno corporativo. Si eso falla, tarde o temprano fallará todo. Tanto desde el BdE como desde el BCE se ha instado a la banca a mejorar la integración del marco del apetito al riesgo en la gestión y la formulación de la estrategia y la involucración de la función de riesgos en la fijación de los límites.

La tecnología se presenta también como un aliado para llevar a cabo una gestión de riesgos más precisa, sofisticada, agregada, ágil y en tiempo real. El Big Data y otras tecnologías como la Inteligencia Artificial permiten hacer análisis tan granulado de clientes y negocios que es clave para aplicar adecuadas políticas de riesgos.

Los bancos figuran entre los sectores que están siendo más activos a la hora de explorar con proyectos piloto el potencial de la Inteligencia Artificial y otras tecnologías afines, según recogía el informe de KPMG 2018 CEO Outlook. Los organismos supervisores de mercados también están utilizando técnicas de Inteligencia Artificial en sus tareas de supervisión.

02

Transformación digital, del front al back office

Las entidades bancarias seguirán dando máxima prioridad a la transformación digital en su hoja de ruta para el 2019. En concreto, la Inteligencia Artificial y los datos serán el epicentro de esta transformación que tendrá entre sus objetivos más relevantes la eficiencia operativa, una experiencia de cliente cada vez mejor y más personalizada y, por supuesto, la protección de la privacidad.

Hasta ahora, los bancos se han movido con bastante rapidez en la transformación de su front office al objeto de ofrecer a sus clientes el acceso a sus servicios a través de esos nuevos canales. Ahora, la verdadera transformación tendrá lugar en el back office, en la estructura operativa de las entidades. “Los cambios que no se ven, la transformación de los procesos y la organización interna, sin descuidar la cultura corporativa, son, al menos, tan importantes como los cambios externos y medirán el éxito futuro de las entidades”, dice Francisco Uría, socio responsable de Sector Financiero de KPMG en España.

A nivel global, el 91% de los CEOs globales de banca espera haber completado su transformación digital en los próximos tres años, según las respuestas recabadas exclusivamente entre los 332 CEOs del sector financiero en el informe de KPMG CEO Outlook de Banca.

El 91% de los CEOs del sector espera haber completado su transformación digital en los próximos tres años

El problema es que para que esa transformación pueda ser real y efectiva, tendrán que realizar un gran esfuerzo y una mayor inversión en actualizar sus sistemas y procesos. Quienes opten por externalizar procesos o funciones para así aligerar costes deben tener presente que ese proceso de externalización no exime de responsabilidad ni debe generar más riesgos, como han subrayado los organismos supervisores.

 

Los cambios que no se ven como la transformación de procesos son tan importantes como los cambios externos y medirán el éxito futuro

Para que la transformación sea efectiva hay que realizar un gran esfuerzo e invertir en actualizar sistemas y procesos

03

Las BigTech saltan al terreno de juego

En 2019 los bancos tendrán que competir al mismo tiempo con viejos conocidos y con nuevos jugadores: FinTech, RegTech, BigTech… Son nuevos competidores disruptivos, con menos exigencias regulatorias, lo añade dificultad al sector en el desafío de recuperar niveles razonables de rentabilidad que compensen el coste del capital.

Las estrategias de colaboración o coopetición –como se dice para identificar la simbiosis actual entre competencia y colaboración- seguirán siendo fórmulas viables tanto para las grandes entidades como para los nuevos competidores. “Se necesita una regulación que establezca las normas del campo de juego”, reconocía en una entrevista con KPMG la presidenta Foro Fintech, Marta Plana.

Las BigTech siguen siguen acechando el sector financiero: Google ya ha obtenido licencia para operar como entidad de pago en la UE

Tras la proliferación de FinTech estos últimos años, muchas de las cuales han sido incluso impulsadas por las propias entidades financieras tradicionales para aprender con ellas, las BigTech han dado los primeros pasos para saltar de verdad al terreno. Google ha obtenido en Irlanda autorización para operar como entidad de pago no solo en ese país sino en toda la Unión Europea, gracias a la figura del pasaporte comunitario financiero. Esta licencia como IBC le permite gestionar dinero electrónico. En diciembre consiguió otra similar en Lituania. Facebook tiene una licencia similar desde hace un par de años, la duda es si la entrada en juego de Google acelerará los pasos de ambos en el campo financiero.

04

Privacidad y ciberseguridad

La ciberseguridad es un aspecto crítico en esta nueva etapa. Los bancos tienen que estar preparados para recibir ataques sin precedentes que no sólo buscan apropiarse de dinero, como en el pasado, sino también de los datos de clientes, lo que implicará un enorme daño reputacional ante la opinión pública, además del riesgo de ser sancionado por los reguladores. Recordemos que, según la gravedad de la brecha de seguridad, el nuevo Reglamento General de Protección de Datos, recoge multas que pueden llegar al 20% de la facturación global del grupo.

Las entidades financieras son conscientes de que, en su caso, la ciberseguridad es un elemento crítico. Porque sin seguridad no hay confianza. Y sin confianza, el negocio bancario se cae. Los propios supervisores están haciendo test de estrés para probar la resistencia de los bancos a potenciales ciberataques, además de inspecciones in situ para verificar un riesgo que, de estallar, tendría graves consecuencias reputacionales y de negocio para la entidad financiera afectada y quizá también para el conjunto del sistema, si genera dudas adicionales.

05

Explorando el margen para nuevas fusiones

La reestructuración del sector bancario español tras la crisis financiera ha reducido enormemente el número de entidades en el mercado. ¿Queda margen para nuevas operaciones de consolidación? ¿Son probables? En 2019 es posible que veamos nuevas operaciones entre entidades de diferentes tamaños con el foco puesto en ganar volumen y posición competitiva.

“La duda -señala Francisco Uría- es si se dan las condiciones en el mercado europeo para que tengan lugar operaciones transfronterizas, que tendrían más sentido estratégico y permitirían el desarrollo de grandes bancos europeos capaces de competir con las grandes entidades asiáticas y norteamericanas”. “A pesar de los llamamientos del supervisor, las condiciones del mercado y la regulación vigente no favorecen ese proceso”, concluye el socio responsable de Sector Financiero de KPMG en España.

 

Conoce cómo afronta la Industria la Cuarta Revolución Industrial aquí
Accede a contenido exclusivo
Cerrar menú