E

El sector de infraestructuras está viviendo su propia revolución al calor de las nuevas tecnologías,  los nuevos conceptos y ecosistemas de movilidad y las exigencias de sostenibilidad que exige la sociedad en general.  Las tendencias clave del sector serán las siguientes.

01

Los datos, el camino de la eficiencia

Dicen que los datos son la electricidad del siglo XXI. Electricidad o no, son clave en cualquier industria. También en las infraestructuras, donde ya se observa a nivel mundial un uso intensivo de la analítica avanzada de datos aunque todavía representa únicamente una mínima parte de todo lo que puede aportar esta tecnología.

Los datos son clave para el sector de infraestructuras por dos motivos. Por un lado, por las mejoras de eficiencia operativa. La analítica predictiva, por ejemplo, permite hacer una monitorización constante de las infraestructuras para ahorrar en mantenimiento y anticiparse a posibles averías. Por otro lado, se pone de manifiesto la necesidad de generar plataformas colaborativas de compartición de datos entre los diferentes agentes: propietarios, gestores, inversores, usuarios y la propia administración. En este sentido, la tecnología está jugando un papel fundamental como elemento integrador.

Entre las tendencias del sector, se espera que en los próximos años la administración vaya haciendo un uso cada vez más intensivo de la analítica de datos tanto en la planificación como en el desarrollo y el mantenimiento de infraestructuras.

2019 va a ser el año del dato en el sector de infraestructuras, una de las principales tendencias que marcarán la industria, como recoge el informe elaborado por KPMG 2019 Emerging Trends in Infrastructure. El informe, recientemente publicado, se elabora todos los años para analizar las tendencias globales de esta industria.

La analítica predictiva permite anticiparse a posibles averías y ahorrar en mantenimiento

Las tecnologías disruptivas están modificando radicalmente el concepto de movilidad

02

Movilidad 2030

El nuevo paradigma de movilidad modifica los hábitos de conducta de los usuarios de infraestructuras. Las plataformas tecnológicas de movilidad inciden directamente sobre los usuarios, modificando sus hábitos de consumo y transformando de esta forma la cadena de valor de la movilidad. A través de estas plataformas, el usuario se convierte en el eje central del ecosistema de transporte y el éxito se mide por la calidad del servicio de movilidad que prestan, el precio y el tiempo empleado en cada trayecto.

El desarrollo de nuevas tecnologías disruptivas, como el vehículo autónomo o los drones, transformarán radicalmente el concepto de movilidad, pero a su vez requerirán de importantes inversiones para la transformación y modernización de nuestras infraestructuras.

De esta forma, los nuevos conceptos de movilidad están provocando una confluencia de sectores como infraestructuras, servicios, automovilístico, el energético y el tecnológico, que deberán trabajar unidos y coordinados para ser capaces de superar los enormes retos a las que se enfrentan y de satisfacer las demandas de los usuarios.

Por su parte, las administraciones deberán de trabajar con celeridad para adaptar el marco regulatorio a estas transformaciones disruptivas, estableciendo los mecanismos de supervisión y control adecuados y garantizando que las nuevas tecnologías se incorporan de forma segura y que se produce una adecuada convivencia con los medios de transporte tradicionales.

03

Sostenibilidad sí o sí

La sostenibilidad ya no es una opción. Es condición sine qua non. La sostenibilidad ha pasado a ser un aspecto prioritario y crítico para todos los agentes involucrados en el ciclo de vida de las infraestructuras, gobiernos, operadores, constructores, inversores, financiadores y usuarios. Cada vez se incorporan criterios de medición y control de los parámetros de sostenibilidad más exhaustivos, entendiendo la sostenibilidad desde un punto de vista amplio que abarca no solo los aspectos medioambientales sino también otros como la calidad, la protección de los empleados, la seguridad física de las infraestructuras, la mejora de las condiciones de vida de las sociedades o la lucha contra el cambio climático.

Entre los ODS se encuentra promover la industrialización y el desarrollo de ciudades y comunidades sostenibles

No en vano, la construcción de Infraestructuras resilientes y promover la industrialización sostenible o la promoción de ciudades y comunidades sostenibles son algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que integran la Agenda 2030 de los objetivos de la ONU. En los próximos años, sin duda, veremos cada vez un mayor escrutinio de los aspectos sostenibles en el ámbito de nuestras infraestructuras.

04

Innovación para liderar y servir al usuario

El sector de infraestructuras se encuentra en un proceso de innovación continua en el que las compañías deben aprovechar sus fortalezas para tomar el liderazgo y abordar los retos que tienen ante sí. Esta necesidad de inversión en innovación se materializa desde múltiples puntos de vista:

  • El desarrollo de nuevos modos de transporte genera nuevas necesidades de infraestructuras y servicios
  • La agilidad y el micro emprendimiento interno para desarrollar ecosistemas internos de innovación que permiten captar los nuevos desarrollos, impulsarlos y dar soluciones de forma más ágil.
  • Metodología BIM, especialmente importante en la gestión de grandes proyectos.

Uno de los efectos de estas innovaciones tecnológicas es la conectividad, lo que permite a los usuarios finales, a los ciudadanos, interactuar con las infraestructuras de una forma novedosa como es, por ejemplo, conocer los itinerarios, tiempos de espera o problemas de tráfico en tiempo real, lo que les permite también planificar de forma más eficiente sus rutas y desplazamientos. Y el conocimiento de los hábitos de movilidad de los ciudadanos permitirá ir mejorando aún más la gestión y planificación de las infraestructuras. El informe de KPMG Connecte to compete profundiza sobre la conectividad de las infraestructuras.

Como explica Ovidio Turrado, socio responsable de Infraestructuras de KPMG en España, “la tecnología está proporcionando la oportunidad de resolver las necesidades de los usuarios de formas radicalmente diferentes y está redundando en una notable mejora en la eficiencia y sostenibilidad de las infraestructuras. Asimismo, está permitiendo que los ciudadanos interactúen en tiempo real con las infraestructuras y que sus expectativas se tengan mucho más en cuenta en la planificación y diseño de las mismas por parte de las administraciones”.

05

La necesidad de atraer talento

Cada vez es más necesario crear planes de gestión de recursos humanos para el desarrollo, atracción y retención de talento, así como adaptarse a la disrupción tecnológica y la automatización. En todos los sectores surgen nuevas posiciones laborales que requieren nuevas capacidades, habilidades y características en los empleados, y es necesario adaptarse a estas nuevas posiciones, tanto para transformar de manera continua al empleado interno como para atraer nuevos talentos.

Debido al propio ciclo de vida de las infraestructuras, tanto por sus diferentes fases de implementación como por la duración de las mismas, hacen que el retorno del esfuerzo del trabajo realizado necesite un mayor plazo de tiempo para ser visualizado. Este punto, unido a los requerimientos de movilidad geográfica y la gran demanda que otros sectores realizan de los perfiles técnicos, hace que la lucha por atraer el talento cobre especial relevancia en el sector de las infraestructuras.

 

 

 

Accede a contenido exclusivo. o regístrate
Cerrar menú