telecomunicaciones crecimiento

El sector de telecomunicaciones ante el reto del nuevo crecimiento

El sector de telecomunicaciones ante el reto del nuevo crecimiento

La reciente publicación por parte de las principales operadoras de telecomunicaciones de nuestro país de sus resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año muestra un crecimiento cero de los ingresos del sector en su conjunto. Este dato confirma la tendencia que ya se venía observando en los últimos trimestres. Sin embargo, en este contexto de crecimiento plano destaca cómo el cuarto operador continúa capturando la mayor parte del aumento de ingresos del mercado, especialmente en el segmento de gran público.

Esta falta de crecimiento de los ingresos del sector responde fundamentalmente a la convergencia del impacto de tres factores clave. En primer lugar, a la reducción de los ingresos por la venta de terminales móviles. En segundo lugar, a la progresiva erosión de la base de clientes “premium” – aquellos de mayor ingreso medio – dada la migración de una parte de los mismos hacia el segmento de “low cost”. Y, adicionalmente, se ha sumado el potente impacto de un tercer efecto que, aunque ya se vislumbraba en trimestres anteriores, se puede afirmar que ha venido para quedarse: la irrupción de operadores convergentes, no controlados por las principales firmas, que se han posicionado con una oferta comercial dirigida al segmento denominado “low end”. Es decir, con foco en los clientes orientados a contratar la oferta más competitiva en precio que exista en cada momento en el mercado.

Estos operadores, que hasta hace pocas fechas solo ofrecían servicios de móvil virtual bajo un posicionamiento de nicho, están logrando transformar de forma exitosa su oferta comercial hacia una convergencia de móvil y fibra, gracias al acceso mayorista a la fibra a precios no regulados. De esta forma, están logrando captar una parte relevante del crecimiento en ingresos, hasta ahora dominada por las segundas y terceras marcas convergentes de los principales operadores. Este hecho es especialmente destacable y diferencial en el mercado español, si lo comparamos con el resto de países de nuestro entorno, donde la irrupción de operadores en el segmento “low end” se había centrado principalmente en ofertas comerciales basadas en servicios móviles y no en servicios convergentes.

Los nuevos negocios de las operadoras de telecomunicaciones

El crecimiento en la penetración de la banda ancha fija no ha logrado compensar la erosión de ingresos causada por el trasvase de clientes hacia segmentos de bajo coste, con menores ingresos medios por consumidor. La recurrencia observada trimestre tras trimestre de crecimiento cero de los ingresos del sector, y el consecuente impacto en la trayectoria bursátil de las matrices de las principales compañías de telecomunicaciones que operan en el mercado español, agravada durante el último verano, ha provocado que los principales operadores hayan dado un paso adelante a la hora de comunicar inversiones en nuevos negocios y cambios organizativos de gran calado. Estas medidas tienen como objetivo construir los cimientos que configuren la estrategia de nuevo crecimiento de los ingresos del sector en el medio plazo. Entre los principales elementos que perfilan estas estrategias destacan:

  • La “totalización del hogar”, mediante la incorporación a la oferta comercial de equipamientos y servicios asociados a la seguridad en las casas y al internet de las cosas en viviendas conectadas.
  • Incorporar a la oferta actual de servicios del segmento de clientes de gran público, otros servicios adicionales, como por ejemplo los servicios financieros, la comercialización de seguros en sus diversas modalidades o incluso servicios asociados a la reparación y mantenimiento de dispositivos.
  • Adaptar sus estructuras organizativas para capturar crecimiento de los ingresos en los segmentos de clientes de empresas y corporaciones, prestando también atención a las oportunidades de negocio en torno a las necesidades de digitalización de las pymes.

El papel del streaming

Adicionalmente, y sin menospreciar los potenciales impactos que una posible desaceleración económica pueda tener en el corto plazo, tanto los operadores que optaron por incorporar a su oferta comercial de contenidos la emisión de la Liga y Champions, como aquellos que no optaron por esta estrategia, deberán afrontar el reto de ofrecer a sus clientes una opción “premium” de televisión alternativa al fútbol, para evitar una erosión adicional del segmento de clientes de mayor valor. Esta oferta de contenidos deberá pasar no sólo por permitir la agregación a través del equipamiento en el domicilio del cliente de los contenidos  de las actuales plataformas de streaming, que ya operan u operarán en España en los próximos meses, sino también por incorporar directamente en la oferta comercial contenidos de producción propia.

Finalmente, cabe destacar también cómo los acuerdos mayoristas de acceso a fibra a precios no regulados van a resultar determinantes de cara a seguir marcando la dinámica competitiva del sector en España. En este sentido, estos acuerdos van a resultar clave tanto para la consolidación de los operadores que han irrumpido con ofertas convergentes en el segmento de “low end”, como para la expansión a nivel nacional de aquellos operadores de ámbito regional. Algunos, aun habiendo ofrecido históricamente una oferta convergente “premium” a su base tradicional de clientes, quieren iniciar su expansión nacional como estrategia para contrarrestar el estancamiento de ingresos en sus actuales territorios de referencia.

 

Deja un comentario

Accede a contenido exclusivo. o regístrate
Cerrar menú