¿Revolucionará blockchain la contabilidad?

¿Revolucionará blockchain la contabilidad?

Entre el descubrimiento de la tecnología LED y la universalización de las bombillas led domésticas pasaron varios años. No sabemos cuánto va a tardar en universalizarse la contabilidad en blockchain, pero es posible que vaya más rápido de lo que pensamos.

La concepción contable actual en un ERP al uso incluye tres dimensiones. La primera son las bases de datos: de productos, referencias, precios, pedidos, presupuestos, clientes y proveedores, etc… La segunda dimensión son los diferentes hitos que se van sucediendo durante el período contable: producción de bienes, compras, almacenaje, ventas, emisiones de pedido, aprobaciones, etc… y en tercer lugar, todos estos hitos se van registrando en forma de transacción acorde al Plan General Contable vigente.

Todos estos cientos, miles de transacciones quedan registradas en forma de Libro Diario o Mayor mediante el cual a final de mes se configura una cuenta de resultados y un balance de situación.

En un entorno blockchain, parte de estos hitos con transacción contable asociada quedarían registradas en un libro diario compartido en red entre múltiples empresas. Es decir, cuando la empresa A emite una factura a la empresa B no serían dos registros contables aislados cada uno en su ERP, sino que la transacción queda registrada en un libro diario compartido en red donde cada una de las dos compañías tendría acceso.

Teniendo en cuenta que las tecnologías pre-blockchain ya permiten crear un entorno tecnológico ‘in-house’ que minimice la entrada de manual de datos transaccionales, ¿qué sentido tiene en términos de eficiencia esta forma de registro contable? seguramente el mismo sentido que cambiar bombillas de bajo consumo por bombillas LED. El gran ahorro vino con el cambio de las incandescentes a las de bajo consumo, pero entre estas y el LED… Simplemente es el futuro, y una evolución lógica en un mundo de transparencia y sistemas abiertos.

Dicho lo anterior, hay una serie de cuestiones que todavía hay que resolver:

¿Dónde sí puede tener sentido ser los primeros en migrar a blockchain?

Por ejemplo, grandes superficies pueden obligar a sus proveedores, -o interproveedores-, a transaccionar contablemente en blockchain para disponer de un diario compartido de operaciones que no requieran reconciliar y donde la tecnología blockchain valide la transacción en base a un ‘Smart Contract’ registrado previamente.

En este contexto, el ERP de la empresa capturaría la información necesaria de la cadena blockchain para elaborar su cuenta de resultados y balance mensual, pero el grueso o parte de las transacciones contables no estarían dentro de su ERP sino en el diario compartido.

Otro caso claro son el registro de cobros y pagos bancario. Con toda probabilidad los bancos serán pioneros en esta tecnología, y las tediosas contabilizaciones y conciliaciones de cuentas de cobros, clientes, pagos, bancos y proveedores se habrán terminado. Quedará todo registrado en el diario compartido en red y cada empresa capturará las suyas para la elaboración de sus reportes.

¿Y qué hacemos con el personal del departamento contable?

Es probable que se reajuste el departamento con un perfil y una formación diferentes. La contabilidad no desaparecerá, pero requerirá de controladores en lugar de pilotos. Perfiles que entiendan la tecnología y sepan utilizarla, -que no programarla-, y entiendan la contabilidad no desde la perspectiva del dato y la transacción sino desde la perspectiva del valor que puede generar en la organización. Mediante la inclusión de sistemas de Data Analytics, se puede ofrecer una dimensión de información completamente nueva el negocio, diferente la tradicional de un ‘registro de ingresos y gastos’. Este es sin duda el gran reto de los contables del futuro.

Todo esto, sin embargo, está sujeto al desarrollo tecnológico y normativo que todavía está por venir. Ya sabemos que ante los cambios, lo último que llega es la norma. Y, en este caso, pocos reguladores se han pronunciado con claridad.

2 comentarios

  • Fenomenal artículo.

    La verdad es que el futuro pinta impresionante. Desde mi punto de vista la tecnología blockchain sí ha venido a quedarse, aunque todavía está en un estadio muy inicial.

    Es el concepto el que es muy válido, ahora simplemente se está desarrollando la tecnología para llevarlo a cabo, pero sin duda que una base de datos global respaldada y validada a sí misma en cada transacción y con mayor seguridad y fiabilidad cuanto más grande y ancha es, implica un cambio de paradigma brutal.

    Si unimos tecnología de actualización a tiempo real de inventarios (RFID, etc), gestión de transacciones, inteligencia artificial… desde luego que el panorama de la contabilidad “tradicional” sufrirá un cambio importante (también el bancario y sobretodo el logístico).

    Espero que sea una tecnología que viene para quedarse

    • Muchas gracias Diego
      Sin duda.. esta todo por desarrollar..al margen de los tiempos y las regulaciones, el gran riesgo en la adopción de este ecosistema contable es evitar una brecha entre las grandes corporaciones y las pymes…veremos como evoluciona.
      Un abrazo

Marc Basomba

Marc Basomba es socio de Outsourcing y Compliance en KPMG Abogados. Con 18 años de experiencia, está especializado en ofrecer soluciones a los CFOs para mejorar la excelencia en operaciones y cumplimiento, especialmente a través de la externacionalización y el rediseño de los procesos.
Accede a contenido exclusivo
Cerrar menú