voz 5G

15. La voz, la comunicación que viene con el 5G

Se pronosticó el fin del papel y la sustitución de la palabra por la imagen. Y sin embargo nunca se escribió y se leyó tanto como hoy en día. La sociedad digital, basada en el poder de la imagen, alumbró paradójicamente una nueva era alfabética. También observábamos el declive de la comunicación a través de la voz en favor de la mensajería instantánea. Y nunca se enviaron tantos audios por el móvil y se habló y escuchó tanto como ahora. La voz, tan rica en matices, se convertirá esta década en la mejor herramienta de comunicación entre humanos y robots, gracias al desarrollo del 5G y de la Inteligencia Artificial. .

En 2001, una odisea en el espacio, los astronautas hablaban con el ordenador HAL 9000. Esa interacción por voz se extenderá exponencialmente con los asistentes inteligentes y, en particular, con los altavoces para el hogar. Se ha consolidado como la forma más sencilla de interactuar con las máquinas.

Como señala el informe de tendencias del sector retail de KPMG, los seres humanos cada vez nos sentimos más cómodos hablando con un robot, y particularmente con una voz no humana. Solo en Reino Unido, el número de personas con un asistente inteligente de voz en su hogar se duplicó en un año, del 14% en 2017 al 27% en 2018. En 2022, las compras a través de estos altavoces se elevarán a los 40.000 millones de dólares al año en los hogares estadounidenses, un 55% de los cuales lo tendrá instalado.

27%

británicos contaban con un asistente de voz en 2018

40$

mil millones en compras por asistentes de voz en 2022

Amazon lidera el ranking de los altavoces inteligentes en el mundo, seguido de cerca por Baidu, Google, Alibaba y Xiaomi. Dominio chino-estadounidense y de los dispositivos de voz diseñados por las dos grandes plataformas comerciales, Amazon y Alibaba, que se meten así hasta el salón y la cocina de nuestra casa.

La forma más natural de comunicar entre los seres humano ha sido, históricamente, la voz.  Además, mientras hablamos, somos capaces de realizar otras tareas simultáneamente, participando más de lo que ocurre en nuestro entorno y utilizando mejor nuestro tiempo y capacidades”, señala Enrique Porta, socio responsable de Consumo y Distribución de KPMG en España.

La Inteligencia Artificial permite que los robots sean capaces de mantener una comunicación cada vez más fluida, natural y parecida a la que mantienen los humanos entre sí
Enrique Porta, Socio responsable de Consumo y Distribución de KPMG en España

“La Inteligencia Artificial está permitiendo que estos robots sean capaces de mantener una comunicación cada vez más fluida, natural y parecida a la que mantienen los humanos entre sí”, observa Porta. Son dispositivos eficaces y rápidos e irán acometiendo tareas más complejas. “Cada vez nos sentimos más confortables interactuando con las máquinas mediante la voz”, subraya el socio de KPMG, “y si necesitamos escribir algo, ¡siempre lo podrán hacer los robots en base a lo que les digamos!”.

¿Te imaginas enviar una película por WhatsApp a tus amigos? La paulatina introducción de la tecnología 5G a partir de 2020 traerá cambios que ni siquiera estamos preparados para vislumbrar. La velocidad que aportará a nuestros dispositivos y la reducción del período de latencia revolucionará las industrias del transporte, la sanidad o el entretenimiento, por citar algunas. Estaremos conectados en directo a nuestro entorno laboral y personal, viviremos rodeados de sensores inteligentes que facilitarán nuestra vida y negocios, y los coches autónomos circularán con una capacidad de reacción de microsegundos.

Para Celso García-Granda, socio responsable del Telecomunicaciones, Medios y Tecnología de KPMG en España, el 5G “va a ser el motor que va a acelerar exponencialmente el desarrollo de modelos de negocio basados en la explotación de datos, la aplicación de tecnologías de inteligencia artificial, de la arquitectura en la nube, del Internet de las Cosas, de la realidad virtual y aumentada y de Blockchain”.

El 5G permitirá desarrollar experiencias profundamente personalizadas y contextualizadas, transformando los procesos de negocio, la experiencia de cliente y los procesos de producción industrial
Celso García-Granda, socio responsable del Telecomunicaciones, Medios y Tecnología de KPMG en España

¿Qué cambia con la tecnología 5G? En primer lugar, la cobertura se irá completando progresivamente y dejaremos atrás los problemas de saturación en aglomeraciones, como por ejemplo los eventos deportivos. En segundo lugar, se reducirá la latencia -el tiempo que necesita un dispositivo para ejecutar una orden. En tercer lugar, se perfeccionarán de los sistemas de voz, y, por último, se prolongará la vida de las baterías, lo cual redundará en un mejor funcionamiento de las máquinas y sensores conectados, el Internet de las Cosas.

España es el tercer país con mayor despliegue de fibra óptica de la OCDE, solo por detrás de Japón y Corea del Sur. Es decir, hay más fibra de última generación desplegada en España que en la suma de Alemania, Francia, Reino Unido e Italia considerados conjuntamente.

Estos países han acelerado el proceso de despliegue del 5G para compensar su retraso en fibra óptica. ¿Qué hará España? Según Celso García-Granda, el proceso de licitación de la banda de frecuencias radioeléctricas de 700 MHz – el segundo dividendo digital – se producirá durante la primera mitad de 2020. Esta banda de frecuencia baja de 700 MHz resulta fundamental para poder dotar al 5G de un nivel de cobertura equiparable al actual de 4G, y desde Bruselas se establece la obligación de que la misma sea adjudicada no más tarde del 30 de junio de 2020.

Es tan disruptiva la tecnología 5G y la universalización de los asistentes de voz que los primeros beneficiados serán las compañías que desempeñen un papel activo en la construcción de modelos de monetización adaptados al futuro escenario de múltiples ecosistemas solapados de Conectividad Inteligente, sostiene Celso García-Granda.

En este contexto tendrán éxito las compañías que visualicen y entiendan los nuevos flujos de comunicación bien desde las personas hacia otras personas o máquinas, o bien entre máquinas conectadas. Estos flujos se traducirán en crecientes masas de datos que serán minados, analizados y monetizados aplicando inteligencia artificial, creando un ciclo virtuoso de monetización que generará nuevas oportunidades de negocio.

Una monetización que también disfrutarán los usuarios. Según el experto, dicha remuneración vendrá configurada por el nivel de privacidad al que dé acceso el consumidor, el tipo y nivel de detalle del dato, e incluso el propio valor comercial de cada consumidor para las compañías. Los usuarios accederán vía web, app o bots conversacionales a módulos mediante los que podrán personalizar el nivel de compartición de sus datos y la remuneración a percibir por los mismos como resultado de sistemas de subasta o venta directa online de sus datos que se desplegarán simultáneamente.

Las empresas tendrán que adaptar su manera de interactuar para hacer llegar sus mensajes de forma personalizada a los consumidores, en tiempo real y de la forma más adecuada
Enrique Porta, Socio responsable de Consumo y Distribución de KPMG en España

“Se abre un nuevo canal de interacción con el cliente”, añade Porta, “con reglas distintas y mecanismos específicos que requerirá de capacidades diferenciales y estrategias concretas y adaptadas de las marcas y de sus departamentos de marketing”. Las empresas que sepan accionar las palancas de la tecnología para hacer llegar sus propuestas personalizadas al consumidor adecuado en el momento preciso a través de este canal serán, como siempre, las que dominen el nuevo ecosistema y tengan éxito en su desarrollo.

En este nuevo ecosistema las compañías que controlan el mercado de los altavoces inteligentes parten ya con ventaja. Hablamos de Amazon, Google, Apple o Alibaba. “Parece razonable pensar -añade Porta- que si los altavoces inteligentes van a ser un canal crítico y relevante en la interacción de las marcas con el consumidor y que participarán de forma sustancial en el proceso de consideración y compra de productos y servicios; de alguna manera las compañías que controlen dichos dispositivos y la tecnología subyacente querrán monetizar dicho alcance e influencia cobrando o llegando a acuerdos para publicitar o recomendar unas marcas, productos y servicios sobre otros”.

cumpleaños movil

Los primeros móviles aparecieron en los años 80. Aquellas cajas de zapatos utilizaban una red analógica y permitían únicamente hablar entre dos personas. Nacía el 1G. Solo lo usaban las altas esferas del gobierno o de las empresas. En los 90 se produjo la primera revolución con el 2G. Las nuevas redes digitales extendieron la telefonía móvil y nos familiarizaron con unos dispositivos aún con antena que permitían emitir mensajes de texto: los SMS.

El 3G surgiría con el cambio de milenio. La pantalla ganaba terreno al teclado y los móviles ya se podían conectar a internet para transmitir y recibir datos, aunque de forma muy limitada. Fue cuando empezamos a mandar correos electrónicos sencillos por el móvil, sin archivos adjuntos por miedo a que bloquearan la línea o nos arruinaran. Las fotos se enviaban con cuentagotas, debido a su elevado precio, a través de los mensajes multimedia MMS.

La verdadera evolución vino de la mano de la cuarta generación en la década que ahora concluye: el 4G. La voz y los datos alcanzaron velocidades de vértigo, se abarataron los costes y los móviles se convirtieron en potentes herramientas de trabajo, consumo y entretenimiento, potenciando el reinado de las redes sociales y el eCommerce. Aparece el concepto de smartphone.

La quinta generación, el 5G, llega 40 años después de los primeros móviles. La reducción de la latencia, la desaparición de los problemas de cobertura y la facilidad para conectar a las máquinas entre sí auguran una edad de oro para la Inteligencia Artificial y el imperio de la voz. Bienvenidos a la conversación global entre hombres y máquinas.

Deja un comentario

Accede a contenido exclusivo. o regístrate
Cerrar menú