Luis Gallego, CEO de IAG: “Debemos ser capaces de transformar el turismo como pilar de desarrollo, apostando por una visión 360 en el que no solo se mire a los turistas de sol y playa”

Luis Gallego cuenta con una visión internacional que le hace ser consciente de que la flexibilidad, la sostenibilidad y la digitalización son los tres pilares sobre los que se asienta el futuro de un sector que debe seguir transformándose para mantener su posición de liderazgo dentro de la economía del país. Una transformación en la que el directivo concibe a las personas y el trabajo conjunto como fuerza motriz del cambio y en el que la colaboración público-privada será clave para adaptarse a las nuevas características del turismo y de los viajeros, que demandan más digitalización y flexibilidad en sus desplazamientos.

PREGUNTA. La lucha compartida contra el cambio climático implica un cambio de estrategia en las compañías, que deben avanzar hacia su descarbonización. Este objetivo compartido es especialmente retador para la industria aérea. ¿Cómo valoras los avances que se están produciendo en este sentido y qué medidas consideras necesario abordar hacia una aviación más sostenible?

RESPUESTA. Aunque la aviación solo es responsable de un 2,4% de las emisiones globales, tenemos la determinación de liderar los esfuerzos de nuestra industria para disminuir su huella de carbono. Sabemos que la transición a un modelo de negocio bajo en CO2 es un desafío, pero, a pesar de la pandemia, mantenemos firme nuestro compromiso con los objetivos que nos hemos propuesto en materia de reducción de emisiones. Fuimos el primer grupo de aerolíneas del mundo en comprometerse a lograr emisiones netas cero de CO2 en el 2050 y somos una de las 10 compañías globales reconocidas por Naciones Unidas por sus ambiciosos objetivos de carbono.

Nuestro compromiso de operar el 10% de nuestros vuelos con combustible de aviación sostenible en el 2030 refuerza nuestra determinación de ser parte de la solución del cambio climático. Sin embargo, los gobiernos deben implementar políticas adecuadas para atraer la inversión necesaria para construir plantas de combustible de aviación sostenibles que proporcionen suficiente suministro para la industria. Combatir el cambio climático es un esfuerzo global que involucra a todo el ecosistema, desde los fabricantes de aviones, proveedores de tráfico aéreo y la industria de combustibles hasta los gobiernos.

Junto a la sostenibilidad, la digitalización se ha erigido como uno de los pilares para la recuperación de la economía. ¿Qué papel crees que tendrán las tecnologías en el impulso del sector tras la crisis actual y en qué aspectos consideras relevante poner el foco?

La transformación digital no se limita a la implementación de iniciativas digitales. Implica repensar la forma en que trabajamos a diario para ver cómo creamos valor en la era digital. En la relación con nuestros clientes esto se traduce en el valor agregado, en el producto único y diferenciador que les ofrecemos.

Las necesidades de nuestros clientes están cambiando rápidamente y la industria debe estar a la vanguardia en el desarrollo de soluciones digitales para proporcionar las herramientas y la tranquilidad que nuestros pasajeros necesitan para viajar. Nuestras aerolíneas han trabajado para ofrecer servicios adaptados, personalizados y flexibles que brindan una experiencia digital renovada y consistente. Tanto la innovación como la tecnología son fundamentales para que nuestros procesos y servicios sean eficientes a medida que navegamos hacia la recuperación.

"Combatir el cambio climático es un esfuerzo global que involucra a todo el ecosistema, desde los fabricantes de aviones, proveedores de tráfico aéreo y la industria de combustibles hasta los gobiernos"
En los momentos complejos, cuando surgen disrupciones inesperadas, es necesario adoptar medidas a corto plazo con el objetivo de garantizar la supervivencia de la compañía. En tu experiencia, ¿cómo se puede afrontar esta toma de decisiones urgentes sin perder de vista el propósito y la mirada a largo plazo?

Nuestra prioridad inmediata ha sido enfrentar la crisis más profunda en la historia de la aviación priorizando la resiliencia, reforzando nuestra liquidez, reduciendo nuestra base de costes y aumentando la proporción de aquellos que son variables. Estamos tomando todas las medidas necesarias para garantizar la salud financiera de nuestro negocio en el largo plazo.

Nuestro plan a largo plazo se centra en la transformación de nuestro Grupo para asegurarnos de que nuestras aerolíneas emergen de la crisis en una posición competitiva más fuerte que las demás. La flexibilidad será un aspecto clave que nos permitirá adaptarnos con agilidad a las circunstancias cambiantes del mercado. Tenemos un negocio diversificado, con un porfolio de marcas líderes en sus mercados respondiendo a las necesidades de una base diversificada de clientes. Por ello, hemos abordado esta etapa tan extraordinariamente difícil tomando medidas rápidamente para proteger a la compañía a corto plazo y, al mismo tiempo, dando pasos para transformar a nuestro Grupo con el fin de ser competitivos en la nueva normalidad.

Nos encontramos en un periodo de transformación, en el que los profesionales se han erigido como el principal motor de las compañías y la retención del talento es una de las prioridades estratégicas. ¿Qué capacidades y habilidades crees que serán cruciales de cara al futuro?

Los empleados de todo el Grupo han desempeñado un papel fundamental en todo lo que hemos logrado. El compromiso, la capacidad de adaptación y la flexibilidad que han demostrado son realmente excepcionales. La profesionalidad, creatividad y orgullo de pertenencia de las decenas de miles de trabajadores de todas las compañías que se integran en IAG nos ha caracterizado a lo largo de décadas de historia en todas nuestras compañías y, sin duda, va a seguir siendo así en el futuro. Diversidad e inclusión son claves para impulsar la creatividad y tenemos la determinación de continuar desarrollando un ambiente de trabajo donde los talentos, habilidades y capacidades de todas las personas se desarrollen para crear los líderes del futuro.

"Las necesidades de nuestros clientes están cambiando rápidamente y la industria debe estar a la vanguardia en el desarrollo de soluciones digitales para proporcionar las herramientas y la tranquilidad que nuestros pasajeros necesitan para viajar"
Para alcanzar el objetivo de una economía más sostenible, resiliente y digital, el papel de la colaboración público-privada es crucial. En tu opinión, ¿cuál debería ser el papel de las compañías a la hora de priorizar y desarrollar medidas y proyectos estratégicos y qué aspectos consideras prioritarios a corto plazo para alcanzar esta meta?

Estamos viviendo la peor crisis de la historia de nuestra industria. Sin duda, todos hemos salido dañados y tenemos que trabajar unidos para transformar el sector y adaptarnos a la nueva era que está comenzando. La pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de transformar el modelo económico de España en el que el turismo debe seguir siendo un pilar fundamental, del que se benefician y desarrollan otras actividades. Pero también debemos ser capaces de transformar el turismo como pilar de desarrollo, apostando por una visión 360 en el que no solo se mire a los turistas de sol y playa de nuestro entorno y no solo se apueste por el largo radio hacia América Latina y Estados Unidos, sino que se mire a Asia, Oriente Medio, el este del planeta donde están los turistas que más valor añadido crean visitando nuestro país. En toda esta reinvención del sector, el transporte aéreo debe jugar un papel fundamental e imprescindible. Tenemos un desafío y, al mismo tiempo, una oportunidad histórica para transformarnos y hacernos más sostenibles en el sentido amplio de la palabra. La colaboración público-privada será fundamental para superar esta crisis y transformar la economía de nuestro país.