Transformación digital, un proceso lento pero firme

Transformación digital, un proceso lento pero firme

La transformación digital de las empresas prosigue su firme pero lento caminar. Es lógico. El proceso requiere de cambios profundos a todos los niveles de la organización. No solo en los sistemas e infraestructuras tecnológicas. También exige cambios culturales de gran calado;  formar a los profesionales en nuevas capacidades digitales; adoptar nuevas formas de trabajar; abrir nuevas vías de interacción con los clientes; desplegar sistemas que permitan captar rápidamente datos de calidad para su análisis en tiempo real; adoptar modelos colaborativos con players de sectores antes aledaños y ahora sin fronteras…

Las organizaciones llevan años inmersas en el proceso. Este discurre a diferentes velocidades y los retornos están cada día más cerca, pero todavía tardarán en llegar. Esa es una de la de las muchas conclusiones que refleja el informe CEO Outlook 2019, elaborado por KPMG, tras pulsar el sentir de 1.300 CEOs de las principales compañías del mundo, incluidos 50 españoles.

El informe recoge que tan solo el 4% de los CEOs españoles (16% globales) declara haber implantado ya Inteligencia Artificial para automatizar sus procesos. Se sigue trabajando en proyectos piloto, según señala uno de cada tres CEOs (36% españoles y 31% globales). Y algo más de la mitad (60% de los CEOs españoles y 53% de los globales) dice que está llevando a cabo una implementación limitada. El análisis de los datos de España muestra que el volumen de proyectos piloto se reduce este año. En cambio, aumentan los que ya lo han implementado (del 2% al 4%) y también quienes han dado el paso de proyecto piloto a implementación limitada en procesos específicos, que sube el 46% al 60%.

Los datos muestran que la transformación digital es una realidad en el día a día de las compañías. Y no a nivel estratégico o de concepción, sino a nivel de implementación. Tanto de la adopción de las tecnologías disruptivas y su posible combinación para el desarrollo de la Automatización Inteligente, como en la necesaria formación de las personas. Un dato relevante: cuatro de cada diez CEOs prevé formar en capacidades digitales a más de la mitad de su plantilla en los próximos cuatro años, según el CEO Outlook 2019.

Esta cifra muestra que los retornos esperados de la transformación digital difícilmente van a estar a la vuelta de la esquina. Aunque este año están algo más cerca. El año pasado, un 90% de los CEOs españoles proyectaba obtener un rendimiento de la transformación digital a corto plazo, entre 0 y 3 años. En 2019 este porcentaje sube al 98%, superando incluso al 92% de los CEOs globales. Incluso el porcentaje de CEOs que espera alcanzar un retorno en 12 meses se ha duplicado, al pasar del 18% al 44%.  Por sectores, Telecomunicaciones y Banca aparecen como los más avanzados: el 97% y 95% prevé alcanzar un retorno significativo a corto plazo.

Las expectativas sobre el momento en que se recabarán los frutos de las inversiones en Inteligencia Artificial son algo más dilatadas en el tiempo. Aunque también han experimentado un salto espectacular, especialmente en España. Si en 2018, ningún CEO contemplaba obtener un ROI significativo de los sistemas de IA en doce meses, este año, un 16% se declara en esa situación. Y el porcentaje de CEOs españoles que espera cosechar los frutos entre 1 y 3 años sube del 22%  de 2018 al 32% de este año.  En resumen, el año pasado el 22% de los CEOs esperaba obtener un ROI significativo de los sistemas de IA entre 12 meses y 3 años. En 2019 el porcentaje se ha más que duplicado y sube al 48%, totalmente en línea con el horizonte que manejan los CEOs globales.

“Las empresas españolas están experimentando los beneficios que conlleva la inversión en sistemas de Inteligencia Artificial a través de los programas piloto que muchas ya han puesto en marcha. Pero más allá de una buena implantación de este tipo de tecnologías, la clave del éxito es desarrollar un ecosistema tecnológico que permita preparar a la organización para los datos y la Inteligencia Artificial. Sin una estrategia de transformación digital integral que parta de la dirección de la empresa, este tipo de inversiones no alcanzarán los resultados esperados”, señala Eva García San Luis, socia responsable de Analítica de Datos e Inteligencia Artificial de KPMG en España.

Es comprensible que las expectativas sobre el logro del retorno en los sistemas de Inteligencia Artificial sean más dilatadas en el tiempo que cuando hablamos de transformación digital. El motivo es que las variantes de IA aún se están rodando y perfeccionando. Los sistemas de Machine Learning, por ejemplo, aún están adquiriendo el conocimiento necesario para apoyar una toma de decisiones correctas.

Por sectores, los que trabajan con proyecciones más optimistas sobre el esperado retorno de los sistemas de Inteligencia Artificial son Infraestructuras, Banca, Gestión de Activos y Telecomunicaciones. Banca y Telecomunicaciones porque van siempre a la cabeza. Infraestructuras porque ha visto en la analítica de datos y la Inteligencia Artificial una herramienta clave para llevar a cabo un mantenimiento predictivo de los proyectos con el ahorro de costes, mejora de la gestión de las infraestructuras y de la experiencia para los usuarios finales. Y, por último, Gestión de Activos también está siendo muy activo en la aplicación de sistemas de Inteligencia Artificial, con el desarrollo de roboadvisors y los análisis predictivos y complejos sobre la evolución de los activos y mercados.

Puedes acceder a más artículos sobre el informe CEO Outlook 2019 y al informe completo con los enlaces abajo.  Y desde aquí, al informe global.

Descarga el informe

Deja un comentario

Accede a contenido exclusivo
Cerrar menú