Especial

Especial

Industria 4.0. La revolución tecnológica de las fábricas

La Cuarta Revolución Industrial ya está en marcha. Cuatro veces más potente que la primera y con una velocidad de irrupción sin precedentes. Los fabricantes han tomado nota y se suman a la Industria 4.0.

 

José Portilla (Sernauto): “La interconexión con start-ups es una potente herramienta para crear innovación”

entrevista sernauto industria 4.0

El director general de Sernauto es consciente de que el sector de automoción es uno de los más afectados por la revolución digital. Hoy en día se habla del coche conectado, eléctrico y autónomo, y las tecnologías entran a disrumpir el sector a una velocidad sin precedentes. Pero José Portilla se muestra confiado de la capacidad del sector de componentes para adaptarse a los cambios, y apuesta por seguir incidiendo en la flexibilidad y la internacionalización.

José Portilla, director general de Sernauto

 

P – El sector de automoción se encuentra inmerso en una profunda transformación. Se habla mucho del vehículo conectado, de la conducción autónoma… ¿Cómo está afectando este cambio de paradigma al sector de fabricantes de componentes?

R – Dada su fuerte base tecnológica, la industria española de componentes para automoción está constantemente innovando. Es un sector muy comprometido con la I+D+i, a la que destina el 4,2% de su facturación, es decir, 1.530 millones de euros en 2017. Los fabricantes de componentes para automoción aportamos más del 75% del valor del vehículo, porcentaje que irá en aumento ya que los componentes cada vez son más sofisticados tecnológicamente hablando.

Si hablamos del coche conectado y autónomo, los proveedores llevamos muchos años trabajando, por ejemplo, en sistemas de asistencia al conductor (los denominados ADAS) y otros componentes que conforman esos vehículos. De ahí que nos hayamos convertido en socios estratégicos de los fabricantes de vehículos en todo el mundo.

P – ¿Cree que las empresas españolas se están subiendo a tiempo al tren de la Industria 4.0? ¿Cómo ve situado al sector de fabricantes de componentes en comparación a otros sectores y otros países?

R – Los proveedores españoles de automoción son líderes en Innovación, y especialmente, en Innovación en proceso. De ahí que las grandes empresas españolas de equipos y componentes lleven varios años subidas al tren de la Industria 4.0, aprovechando todas las oportunidades que ofrece.

“Es necesario apoyar a las pymes en este proceso”

Ahora, el gran reto es sumar al resto de proveedores de la cadena de valor, especialmente a las pymes, a las que será necesario apoyar para que puedan llevar a cabo este proceso. Con respecto a otros sectores y países, la industria española de componentes para automoción se encuentra en las primeras posiciones, por ejemplo, en lo que respecta a la inversión en I+D+i o en exportación.

P – El sector automoción destaca por ser puntero en términos de productividad y competitividad. ¿Cuáles son las tecnologías que están produciendo un mayor cambio o mejora? ¿Cómo ve el ritmo de adopción de las mismas -en cuanto a su grado de madurez y coste- para que se incorporen eficientemente a los procesos productivos en un sector cuyos márgenes son muy ajustados? 

R – Los proveedores de automoción siempre han tenido la flexibilidad y la adaptación en su ADN para poder sobrevivir en un mercado tan competitivo como el de la automoción. En este sentido, el ritmo al que se adoptan las diferentes tecnologías es rápido, si lo comparamos con otros sectores.

El sector se ha mostrado puntero en el desarrollo y codesarrollo con los fabricantes de automóviles de un sinfín de nuevas tecnologías. En particular, aquellas relacionadas con la eficiencia de los propulsores en términos de rendimiento y reducción de emisiones, nuevos combustibles alternativos, la conectividad, la utilización de nuevos materiales que contribuyen a la reducción del peso de los vehículos, la industria 4.0, así como el desarrollo y la incorporación de complejos sistemas electrónicos que contribuyen a incrementar la seguridad en la conducción y la eficiencia del transporte.

P – Además de un cambio de paradigma por la evolución del sector de automoción, tiene mucha importancia el cambio que se ha producido en el consumidor. Se habla de un consumidor más exigente y con una nueva forma de entender la movilidad. ¿Cuáles son los cambios más importantes y qué medidas toman las empresas para estar al día de los nuevos perfiles de consumo?

El reto de nuestro sector es desarrollar componentes para vehículos con más y mejores prestaciones, más ligeros, más seguros, más cómodos, más eficientes…, y fabricarlos de forma competitiva. La industria está experimentando un cambio impulsado por la digitalización, al igual que sucedió en el pasado con el Lean Manufacturing y la mejora continua. Todavía hay capacidad para incrementar la productividad y dar servicio a la nueva demanda, lo que se convierte en nuevas oportunidades.

“Hay capacidad para incrementar productividad y dar servicio a la nueva demanda”

Se han identificado varias prioridades de desarrollo en los siguientes campos de investigación e innovación: procesos avanzados de fabricación, sistemas de fabricación adaptables e inteligentes, fábricas digitales, virtuales y eficientes en recursos, empresas colaborativas y móviles, fabricación centrada en el ser humano y fabricación centrada en el cliente. Con esto se pretende mejorar la calidad de los productos y los procesos, innovando desde el diseño del producto hasta la logística de la cadena de suministro, pasando por la planificación, ingeniería y fabricación, y conseguir una sostenibilidad económica, social y ambiental de la fabricación.

P – Otro aspecto importante del sector es la internacionalización. Recientemente Sernauto ha lanzado el Plan de Promoción Internacional 2018 con el objetivo de incrementar el peso del sector en mercados exteriores. ¿Qué países son prioridad? ¿En qué situación se encuentra España respecto a sus competidores? ¿Cómo están abordando las empresas el cumplimiento de las exigentes y diversas normativas y aspectos regulatorios en los entornos de los diferentes países en los que operan?

Nuestro mercado es el mundo. El sector español de componentes exporta a más de 170 países y está presente en los 5 continentes. Como entidad reconocida por ICEX para la promoción internacional del sector, Sernauto diseña y gestiona cada año un ambicioso plan para promover la expansión de los fabricantes españoles de componentes de automoción y potenciar la marca “Componentes made in Spain” fuera de nuestras fronteras.

En esta edición, entre otras acciones promocionales, está prevista la participación en ferias y la organización de misiones comerciales a mercados de interés estratégico como son Alemania, México, Corea del Sur, China, Estados Unidos, Turquía, Emiratos Árabes Unidos e Irán. En relación con otros países, los proveedores españoles ostentan una posición de liderazgo en el mundo gracias a su competitividad, diferenciación y capacidad tecnológica así como por la calidad de sus productos y la alta cualificación de sus profesionales.

Los fabricantes españoles de componentes han seguido desde siempre a los fabricantes de vehículos en su expansión por otros países. Además, es un sector altamente exportador, por lo que nuestras empresas están habituadas a cumplir las normativas exigidas allí donde operan. Si algo caracteriza a los proveedores españoles es su valentía, capacidad de adaptación y flexibilidad para adaptarse a entornos culturales diversos de las marcas fabricantes.

 P – Otra de las consecuencias del cambio de paradigma que está viviendo el sector tiene que ver con el empleo. ¿Cuáles son los perfiles que más demanda el sector? ¿Cuáles son los nuevos retos a los que se tienen que enfrentar las compañías en la gestión del talento? ¿Se están dando iniciativas de formación destinadas a los perfiles que puedan verse afectados por los cambios de modelos de producción?

R – La continua transformación del sector, para adaptarse a los cambios tecnológicos y sociales relacionados con la movilidad actual y del futuro, hace que evolucionen muy rápido los requerimientos en las cualificaciones necesarias, tanto de los trabajadores actuales como de los que se incorporarán al sector en el futuro.

La formación y el aprendizaje continuo representan uno de los instrumentos más importantes para mejorar la competitividad del sector de automoción. Las empresas de nuestro sector están totalmente comprometidas con seguir invirtiendo en la cualificación y formación de sus empleados en toda la cadena de valor. Se está produciendo una evolución del perfil de los profesionales demandados: de los ingenieros mecánicos, a los mecatrónicos y, además, con conocimientos del mundo digital. Es un perfil complejo pero del que se prevé una importante demanda en el futuro, en competencia con otros sectores industriales.

“Se está produciendo una evolución del perfil de los profesionales demandados”

Es común la existencia, en el sector de componentes, de profesionales altamente cualificados en general, de elevado perfil técnico, con especial énfasis en el área de I+D+i, clave para el sector. El 80% de los puestos del sector de componentes son contratos indefinidos y con una remuneración superior a la media de la industria por su mayor grado de cualificación profesional y de especialización, en un sector altamente innovador.

En los últimos años el incremento de la especialización, junto al nacimiento de nuevas profesiones y puestos, ha marcado la tendencia. En los próximos 10 años, el sector experimentará mayores cambios que en los últimos 50 años fruto del momento tecnológicamente disruptivo en el que nos encontramos ya (Industria 4.0, conectividad, coche autónomo, energías alternativas…), lo que llevará aparejada una aceleración en la creación de perfiles nuevos, algunos que ni existen en la actualidad.

P – Una de las vías que pueden adoptar los fabricantes de componentes para prepararse ante el cambio tecnológico es la asociación con start-ups. ¿Cómo valora el sector el nivel de innovación de las pequeñas empresas españolas? ¿Hay espacio para una innovación colaborativa vertical o transversal con otros sectores o compañías?

La capacidad tecnológica es un elemento clave para el sector de componentes de automoción, para seguir siendo elegidos por fabricantes de vehículos y clientes de recambios de todo el mundo. De ahí que los proveedores españoles de automoción, entre los que se encuentran numerosas pymes, estén altamente comprometidos con la I+D+i.

Sin embargo, el sector de automoción se enfrenta en los próximos años a grandes retos, especialmente los relacionados con la digitalización en producto y en proceso, y las empresas reconocen que necesitan incorporar talento externo. Los cambios tecnológicos se producen a una velocidad superior a su propia capacidad interna de desarrollo y de adaptación a las nuevas tecnologías y la interconexión entre startups y empresas puede ser una potente herramienta económica para crear innovación.

P – Además de la tecnología hay otros factores que afectan a los costes de producción, como son la logística o el coste energético. En relación a la primera, ¿qué pasos son necesarios dar para abordarla de forma más eficiente, con el objetivo de que España mantenga una posición de liderazgo en un mercado global como el actual, marcado por el auge de otras economías internacionales y otros polos productivos?

En relación con la logística, el sector demanda unas condiciones normativas que no penalicen la competitividad de nuestras empresas en comparación con países de nuestro entorno como Francia o Alemania, fomentar la obtención de economías de escala en el transporte y los corredores logísticos para lograr mejor accesibilidad a los mercados internacionales, así como mejoras en competitividad.

Respecto a los costes energéticos, el sector precisa de un marco estable de costes, el impulso de la eficiencia energética del sector industrial y el impulso de políticas que favorezcan la eficiencia y sostenibilidad medioambiental, a través del apoyo al desarrollo de combustibles alternativos, tecnologías y estándares que favorezcan la reducción de emisiones de CO2.

P – La responsabilidad social corporativa está presente en la agenda de todos los responsables empresariales. El sector automoción no es una excepción y su actividad se encuentra sujeta a fuertes presiones para contribuir a la reducción de emisiones, afrontar aspectos de competencia o su implicación económica y social en los territorios en los que opera. ¿Cree que el sector está trasmitiendo a la sociedad de forma efectiva su implicación con el Medio Ambiente, el empleo o los temas sociales en su entorno?

Los fabricantes de equipos y componentes para automoción están firmemente comprometidos con el medio ambiente, el empleo y la sociedad. En los más de 60 años que llevamos de existencia, nuestras empresas se han dedicado a trabajar, a hacer las cosas bien, pero no tanto a comunicarlo. Y esto es algo que, desde Sernauto, llevamos varios años impulsando. Debemos poner en valor la contribución de los proveedores españoles de automoción a la economía y sociedad española. El sector factura 36.000 millones de euros y genera más de 343.500 empleos. Cabe resaltar que el empleo directo del sector se caracteriza por ser estable, cualificado y bien remunerado.

Los proveedores aportan el 75% del valor del vehículo y, en este sentido, como he comentado antes, gracias a su alta capacidad innovadora, están desarrollando componentes con más y mejores prestaciones, más ligeros, más seguros, más eficientes…

 

Accede a contenido exclusivo
Cerrar menú