retos mercados disruptivo

Claves para competir en un mercado disruptivo

Claves para competir en un mercado disruptivo

Cada día las empresas se enfrentan a un mercado dominado por el cambio constante y una mayor incertidumbre producto de las tensiones geopolíticas, nuevas legislaciones y el impacto de las nuevas tecnologías. En una sociedad global hiperconectada, asistimos a la transformación de los hábitos de consumo, de la manera de acceder a la información o relacionarnos. Todo ello, genera un entorno de mayor complejidad para las empresas, pero también de enormes oportunidades.

Hace unos años, el día a día de la empresa española estaba marcado por palabras como crisis o inestabilidad. Hoy la mejora de la situación macroeconómica es un hecho, y se pone de manifiesto, por ejemplo, en el optimismo de los primeros ejecutivos de nuestro país. Según el último informe CEO Outlook que elabora KPMG, 7 de cada 10 directivos españoles confía en que su empresa crecerá a lo largo de este año.

A esta mejoría podemos sumar que el sistema financiero se ha estabilizado y que contamos con unos tipos de interés que siguen en mínimos y que están ayudando también a que las empresas puedan impulsar sus planes de crecimiento e inversión.

España crece por encima de la media europea, sus empresas recuperan el dinamismo y algunos sectores clave como el turismo, tan importante en Andalucía, baten nuevos récords tanto en llegada de turistas como en gasto total.

En este momento histórico de cambio tan rápido y profundo, las oportunidades económicas son grandes, pero también los riesgos. En enero de 2009, una persona bajo el pseudónimo Satoshi Nakamoto pero cuya identidad se desconoce, emitió los primeros bitcoins, que valían céntimos. Este pasado año llegaron a valer cerca de los 17.000 dólares y su impacto ha motivado iniciativas regulatorias importantes en China, Corea, Japón o la Unión Europea. Es un ejemplo de cómo la disrupción elimina barreras: geográficas, sociales o tecnológicas.

Por ello es tan importante poder anticipar tendencias y contar con recursos necesarios para navegar en este entorno y adaptarse a los nuevos retos.

La digitalización de los procesos debe impulsar la transformación necesaria de las compañías. Se prevé que en 2020 haya en el mundo más de 20.000 millones de dispositivos conectados que contendrán ingentes cantidades de datos relevantes personales o financieros sobre las empresas y sus usuarios. Datos que será necesario analizar y poner en valor para ser competitivos. Pero también tendremos que protegerlos: la ciberseguridad será cada vez más relevante en el futuro.

Las empresas deben asimismo ganar tamaño para poder competir en un mundo globalizado y poder realizar las inversiones necesarias en tecnología e innovación. Para apoyarlas en este camino, existen distintas iniciativas en curso destinadas a impulsar la transformación digital de las empresas, como incentivos fiscales a la inversión en I+D+i y medidas de apoyo financiero para favorecer que las pymes apuesten por la innovación como una prioridad que traerá competitividad y crecimiento a medio plazo.

Junto a ello, son necesarias las estrategias para el fomento de la internacionalización y el desarrollo del talento necesario para dar respuesta a las demandas del nuevo mercado laboral. Para seguir el ritmo del cambio, se requieren nuevos perfiles especializados en campos específicos y relevantes como el análisis de datos, la robótica o la inteligencia artificial.

Además, debemos reforzar los sistemas de gobierno corporativo. De hecho, nueve de cada diez consejeros delegados han realizado una inversión significativa en buen gobierno y gestión de riesgos en los últimos 12 meses. En Estados Unidos tres cuartas partes de las propuestas votadas en junta de accionistas durante 2017 estaban relacionadas con cuestiones sociales y políticas.

El mercado necesita confianza, de ahí que los reguladores hayan avanzado en la legislación para permitir que los auditores puedan aportar mayor seguridad también sobre la información no financiera y ayudar así a entender mejor la situación de las empresas.

El cambio, en definitiva, nos envuelve a todos. Todos los sectores estamos en un proceso de transformación que debemos aprovechar y del que estoy convencido surgirá una economía y una sociedad más sostenible, más fuerte e innovadora.

 

Autor: Hilario Albarracín es presidente de KPMG en España

Fuente: ABC Sevilla. Publicado el 23 de febrero de 2018

Deja un comentario

Hilario Albarracín

Presidente de KPMG en España desde 2016, Hilario cuenta con una dilatada experiencia en proyectos de Auditoría y Advisory, en due diligence financiera en transacciones nacionales e internacionales y en la dirección de operaciones económico financieras de importantes corporaciones y grupos empresariales. Socio desde 1996, es también miembro del Comité de Dirección desde 2004. Entre 2006 y 2011 dirigió el área de Auditoría hasta su nombramiento como consejero delegado en 2013.
Accede a contenido exclusivo
Cerrar menú