innovación kpmg start-ups

Innovación, el santo grial que todos buscan

Innovación, el santo grial que todos buscan

La familia Barrabés tenía una tienda en el Pirineo de Huesca dedicada a vender productos de alta montaña como piolets o crampones. Un día lejano de 1995 a Carlos Barrabés, miembro de la familia fundadora, se le ocurrió abrir una página web y vender sus productos. Hoy las ventas de artículos de montaña son una parte minúscula de su negocio. Su apuesta es la  innovación: la compañía cuenta con ecosistemas de startups, con acceso a cientos de tecnólogos que trabajan con Inteligencia Artificial, machine learning y big data.

“Hoy el valor real de las empresas es el software”, dice Barrabés, que acaba de firmar un acuerdo de colaboración con KPMG. Barrabés calcula que a corto plazo el 35% de los ingresos de las empresas provendrán del software. Quien no sepa innovar, dejará de existir.

Pero, ¿qué es la innovación? ¿Por qué se invoca tanto esta palabra? ¿Quién tiene ideas novedosas? ¿Cómo provocarlas? ¿Hay algún método?

La innovación es una forma de adaptarse a los cambios del ambiente. Las empresas que logran encontrar y poner en marcha una innovación, sobreviven y se hacen más fuertes. En 2017, la lista de las cinco empresas que más valían en Bolsa de EEUU estaba formada por empresas basadas en software: Microsoft, Google, Apple, Amazon y Facebook. Son empresas que han encontrado su propio Santo Grial en el tratamiento masivo de datos.

La prueba de hasta qué punto el software es el camino para encontrar ese Santo Grial es que Siemens ha pasado de ser una empresa industrial, a destacar como compañía de software. Esta empresa alemana con más de 400.000 empleados comenzó fabricando telégrafos en Alemania en el siglo diecinueve. “Si hubiéramos seguido fabricando telégrafos, hoy seríamos la mayor empresa quebrada de telégrafos del mundo”, dice Rosa García, presidenta de Siemens España. “Hoy somos la segunda empresa de software de Europa y estamos entre las diez primeras del mundo”, dice la presidenta en España de la multinacional alemana, empresa conocida también por fabricar equipos industriales y tecnología médica. “Hace siete años, Siemens no vendía software”.

En el encuentro Scaling Innovation, organizado por KPMG y Barrabés, Rosa García insistió en que no importa si la empresa es grande o pequeña. Fabricar ya no es suficiente. Hay que innovar a través de la tecnología. Uno de los termómetros para conocer cómo progresa una empresa en el terreno de la innovación es el número de patentes registradas. Según IFI Claims, una firma de análisis de patentes, la lista de las diez empresas con más patentes en 2017 coincidía con empresas sólidas con un imparable crecimiento. ¿Qué es lo que las hacía imparables?

Aparte de las patentes, estas empresas son “imparables” porque hacían uso del tratamiento de datos. “Es el petróleo de la era digital”, decía el artículo de The Economist en mayo de 2017. En el caso de Microsoft, la compañía ha pasado de desarrollar un programa para PCs a ofrecer almacenamiento en la nube, y programas de tratamiento de datos para empresas. “Debes tener capacidad para reinventarte”, dice Pilar López, presidenta de Microsoft España. Y por supuesto, si no se te ocurren las ideas, busca las de otros. Microsoft, también caza start-ups que tengan buenas ideas. Una de sus últimas adquisiciones es GitHub, una plataforma de software colaborativo. Pagó 6.450 millones de euros por GitHub.

En resumen, ¿cuál es la fórmula para innovar? Si uno pone en Google las palabras “cuál es la fórmula de la innovación” salen cientos de gurús y sus teorías. “No hay fórmulas mágicas”, dice Luis Buzzi, socio responsable de KPMG Innova Valley. Para él, una de las fórmulas consiste en poner a trabajar juntos a gente diferente, cosa que hace KPMG ahora con decenas de startups para aumentar el valor que ofrece a sus clientes y desarrollar soluciones innovadoras apalancadas en tecnologías disruptivas. Lo llaman “hibridación de talento”.

Otra de las claves es saber adaptar los modelos de negocio y la cultura interna de la organización y pensar siempre en el cliente final. “Lo importante no es solo la tecnología, sino tener ideas pensando en cómo mejorar la experiencia del cliente”, dice Buzzi.

Al final, solo hay una conclusión. Si buscas innovaciones, las encontrarás trabajando y rodeándote con los mejores compañeros de viaje.

Deja un comentario

Accede a contenido exclusivo
Cerrar menú