El BCE publicó el pasado martes 21 de junio una comunicación sobre gobierno corporativo y apetito al riesgo (PDF 457KB) en la que se contienen – para bien y para mal – las principales lecciones extraídas de la actividad supervisora en este ámbito durante el año 2015.

Aunque no es un documento demasiado extenso (21 páginas) abunda un buen número de temas que resultarán de interés para los que trabajan en el sector financiero, ya sean juristas o especialistas en regulación bancaria.

De su contenido resulta particularmente interesante, en mi opinión, la reflexión sobre la importancia fundamental del marco de apetito al riesgo (RAF) como una herramienta clara para el reforzamiento de una cultura de adecuada gestión del riesgo en todas las áreas de un banco.

En general, la nota presenta de forma ordenada cuáles son las expectativas (y cuáles han sido también las excepciones) del supervisor único al analizar el gobierno corporativo y la gestión del riesgo de los bancos más importantes de la Eurozona.

Os prometo que hay muchas lecciones aprendidas.

Autor: Francisco Uría es socio responsable de Sector Financiero